Seleccionar página

A estas alturas, casi terminando el año, se pone de moda comenzar a ponerse propósitos de años nuevo. Una excelente oportunidad para mejorar sus finanzas, es hacer sus propósitos, unos financieros. Al final de cuentas el dinero puede ser una excelente herramienta que le ayuda a conseguir muchas otras metas.

Objetivos financieros de año nuevo

Todos iniciamos con nuestros propósitos bien establecidos y probablemente las primeras semanas del mes, solemos ser fuertes y hasta consistentes. Pero para el segundo tercer mes del año regresamos a nuestros antiguos hábitos. Antes que nada siempre debe tener en mente que no es necesario llegar a fin de año para hacerse propósitos o esperar a que llegue cierta fecha. Aún así tal vez estos consejos le ayuden a que se mantengan durante todo el año.

Hacer y rehacer el plan

Para que pueda tener éxito debe comenzar con un plan ¿Cómo es que desea llegar a sus propósitos? Debe encaminar ciertas acciones para lograrlo. A lo largo del año debe reevaluar el progreso de su plan y ver qué tan exitoso ha sido. En caso de que no lleve un progreso, debe poder rehacer el plan y modificar sus acciones.

Algunos de los propósitos de año nuevo más comunes que se ponen son los siguientes.

– Bajar de peso
– Leer cierta cantidad de libros al año
– Conseguir una pareja
– Estar más en contacto con la familia

No obstante en el ámbito financiero también hay muchísimos que son muy comunes.

– Conseguir un mejor trabajo
– Ganar más dinero, muy relacionado con el punto anterior
– Comprar una casa
– Comprar un coche nuevo
– Viajar más
– Ahorrar
– Invertir
– Deshacerse de deudas

Haga las anotaciones necesarias

En este artículo nos enfocaremos en los objetivos financieros. Para poder ahorrar, invertir o hasta salir de vacaciones debe hacer las anotaciones necesarias acerca de cuánto dinero es el necesario para lograrlo. Debe conocer a detalle sus finanzas, cuánto dinero entra y sale de sus bolsillo y si la meta es realizable. Se puede decir que debe hacer un análisis de factibilidad.

No adquirirá más deudas

Las deudas podrían considerarse todo lo contrario para lograr sus metas financieras. Solo alentan el progreso y le causan más problemas. No obstante cuando no se logran los propósitos, se suele recurrir a créditos y préstamos para conseguirlo, pero al final aunque pueda lograrse comprar un auto o salir de vacaciones, deberá pagar un precio a futuro.

Tenga en mente el futuro

Por supuesto todos los propósitos y objetivos son una proyección de cómo quiere que sea su futuro, pero yéndose un poco más lejos, está el retiro. Esta siempre puede ser una meta que puede tener en mente cuando esté elaborando su plan financiero o propósitos de año nuevo.

Aplicar un solo consejo o fórmula para lograr sus propósitos, es casi imposible. Cada persona tiene un estilo de vida en particular, pero al menos estos consejos pueden servir como una guía para conseguirlo más rápido.

Comentarios

comentarios